“MARIQUITA APARECE AHOGADA EN UNA CESTA”

(1991)

“Mariquita aparece ahogada en una cesta” es una de las comedias más alocadas, divertidas y representadas de Juan García Larrondo. El texto, con el que autor inicia una saga denominada “Comedias Selektras” (y que, de momento, se continúa con “La cara okulta de Selene Sherry”) fue galardonado en 1922 con el Primer Premio “Marqués de Bradomín” y ha sido también reconocido con una mención especial en el Premio Nacional de Teatro “Calderón de la Barca” en 1991, con la Cinquina del Premio Colosseo D´Oro de Roma en el año 2000 y con el Premio Speciale “Angelo Musco” de la Accademia Il Convivio de Sicilia en el año 2004.

Género: Tragicomedia

Ediciones:

  Ed: “Comedias Selektras”. Madrid, Ediciones Irreverentes, 2016.

2ª Ed: “Mariquita aparece ahogada en una cesta” / “La cara okulta de Selene Sherry”. Sevilla, Centro Andaluz de Teatro, 1996.

1ª Ed: “Mariquita aparece ahogada en una cesta”. Madrid, Ministerio de Asuntos Sociales, 1993.

Estreno: Compañía Profetas de Mueble Bar. Teatro Cuyás. Las Palmas de Gran Canaria, 2002.

Duración aproximada: 90 – 100 minutos.

Personajes Principales: 4 mujeres, 2 hombres.

Argumento:

Tras ser abandonada por su marido, Mariquita Vargas se hunde en una profunda depresión. Sin recursos, sin cariño y desesperada, decide probar fortuna prostituyéndose en los muelles, con tan mala suerte que se ve envuelta en un altercado y unos marineros acaban lanzándola al mar junto con una cesta de ropa sucia como único salvavidas. Obviamente, la desdichada mujer se ahoga, pero la Virgen María aparece milagrosamente y la resucita por un periodo de tres días con la condición de que perdone a sus agresores, a su marido y a todas las personas de su entorno que jamás hicieron nada por ayudarla. Tras el prodigio, la Virgen regresa al Cielo y abandona el cadáver de Mariquita en su propia casa. Es entonces cuando la mujer se despierta sin recordar nada de lo sucedido y comienza la que, sin duda, será la más surrealista, divertida y, a la vez, más trágica expiación de su recién estrenada vida…